Asimismo, agregó que a pesar de que activar pozos convencionales requiere de esfuerzos, dinero y tiempo, enfatizó en que este es el camino, al tiempo que agregaba lo importante que resulta que este conocimiento sea del dominio de la clase obrera venezolana. Explicó que la producción del petróleo de la Faja Petrolífera del Orinoco resulta muy costosa, razón por la cual sugirió la activación de aquellos pozos que durante más de cien años apalancaron la producción en Venezuela.

Cambio de paradigma

El mundo asiste a un paradigma en el cual el uso de los combustibles fósiles es cada vez menor. “En el futuro inmediato el petróleo no será utilizado en las magnitudes actuales”, dijo al tiempo que agregaba que en la actualidad existen automóviles eléctricos en países como en Estados Unidos o en la India, por referir solo dos casos de transformación del modelo energético.    

Y aunque en la Faja Petrolífera del Orinoco contamos con 300 mil millones de barriles, dentro de algunos años el petróleo no será utilizado en la misma proporción, razón por la cual considera necesario prepararnos para este nuevo escenario.

¡A producir!

De manera tal que se impone producir. Más en este momento de crisis y guerra polidimensional. “Toda la vida no podemos ser vendedores de petróleo. Tenemos que producir alimentos y otros productos”, puntualizó Mendoza Potellá. 

En esta actividad, además del profesor Carlos Mendoza Potellá, estuvieron presentes Reinaldo Morales, presidente del INCRET; Isaac Vargas, Venancia Rodríguez, Luis Pulido y Jaime Márquez, de la maestría Planificación de la Energía, mención Geopolítica, de la Universidad Bolivariana de Venezuela, así como los trabajadores del Incret.   

Redes Sociales

joomla vector social icons

Usuario Registrado

Catálogo de Servicios